El Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef) invertirá 1.2 millones de euros en 8 talleres de empleo, en los cuales se contratarán a 137 personas en situación de desempleo. El objetivo de los talleres de empleo es conseguir la inserción laboral de personas desempleadas a través de la formación y experiencia profesional de un contrato de trabajo.

Los lugares donde se impartirán los talleres de empleo aprobados por el Servef son Alcoy, Agres, Alquería de Aznar, Cocentaina, Muro de Alcoy, Banyeres de Mariola y las mancomunidades de Xarpolar y de Municipios de l'Alcoià y el Comtat.

Las personas beneficiarias de los talleres de empleo realizan trabajos de interés social y general que les permita obtener al mismo tiempo que mejoran su cualificación profesional una experiencia laboral que aumente su empleabilidad.

El Programa de Talleres de empleo se engloban dentro del Plan de Empleo Conjunto de las Administraciones Valencianas  y en el que colaboran la Generalitat Valenciana, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos desde el año 2013.

Los destinarios de las ayudas del Servef son los ayuntamientos y entidades locales que tienen las competencias asignadas en materia de promoción para el empleo. Aunque en este sentido el programa beneficia además de a las personas contratadas en los talleres de empleo al desarrollo local con la realización de trabajos y obras de interés social y cultural para la localidad.

Las personas beneficiarias de los Talleres de empleo son contratadas exclusivamente con un contrato de formación y aprendizaje. Para ello tienen que cumplir unos requisitos mínimos. Estos son:

- Tener más de 25 años.

- Ser desempleado y estar inscrito en el Servef.

- Cumplir los requisitos específicos de los contratos de formación y aprendizaje.

Se considerarán colectivos prioritario para participar en los talleres de empleo a los pertenecientes en alguno de los siguientes colectivos: mujeres, en especial las víctimas de violencia de género, personas con discapacidad o en situación o riesgo de exclusión social, mayores de 55 años, personas con baja calificación o en desocupación de larga duración.