El Plan de Empleo Conjunto promovido por la Generalitat Valenciana, la Diputación y los ayuntamientos de la provincia prevé dar trabajo a más de 6.000 personas durante este año 2014. Para ello el plan cuenta con un presupuesto de 7.5 millones.

La Diputación valenciana aportará un total de 2.5 millones y será la responsable de gestionar las subvenciones que los ayuntamientos destinarán a la contratación de personas en situación de desempleo. A su vez, los ayuntamientos que lo deseen podrán aumentar los fondos para reforzar los proyectos y realizar un mayor número de contratos o prolongar la duración de los existentes.

Los trabajos que se llevarán a cabo en las diferentes localidades de la provincia tendrán como objetivo realizar servicios u obras de interés general y social como puede ser el mantenimiento de espacios e inmuebles públicos. De igual modo, también se efectuarán contratos para la promoción y desarrollo local de servicios culturales y de ocio o bien para trabajar en servicios sociales personalizados como puede ser la prestación de ayuda a domicilio de personas mayores o con discapacidad.

Los contratos del Plan Conjunto de Empleo tendrán como mínimo una jornada laboral de 20 horas semanales y una duración de dos meses. Los requisitos para poder participar son ser desempleado y estar inscrito en un centro del Servef como demandante de empleo en el momento de la publicación de la convocatoria por la Diputación y hasta la firma del contrato de trabajo.

La concesión de las ayudas a cada localidad dependerá de los datos oficiales de desempleo registrados durante el mes de marzo de este año. El importe de las subvenciones concedidas a cada ayuntamiento será de un mínimo de 1.800 euros y un máximo de 400.000 euros por municipio.

Las subvenciones del Plan Conjunto de Empleo cubren todos los gastos salariales de las personas contratadas, incluidos los complementos salariales, además del sueldo base, la parte proporcional de las pagas extras y la cotización empresarial a la Seguridad Social.