El presidente de la Diputación de Valencia ha anunciado un plan de empleo que generará la creación de 300 puestos de trabajo en las brigadas forestales de Imelsa. Alfonso Rus, Presidente de la Diputación de Valencia, afirma que este nuevo plan de empleo permitirá garantizar trabajos estables y de calidad en las brigadas forestales, cuyo objetivo principal es reforzar la prevención de incendios y la actuación en emergencias.

Con las nuevas contrataciones del plan de empleo que prevé la Diputación de Valencia, la plantilla de Imelsa estará compuesta por 875 personas. La finalidad de este aumento de plantilla será distribuir a los brigadistas por toda la provincia, incluyendo aquellas zonas que actualmente no cuentan con brigada propia.

La incorporación a la plantilla de 300 personas permitirá a la Diputación crear 60 nuevas brigadas. En la actualidad, Imelsa tiene 111 brigadas, que se agrupan en seis zonas geográficas. Las brigadas cuentan con la figura de un coordinador de zona, un capataz, un conductor y tres especialistas con un vehículo todoterreno.

Las nuevas contrataciones se prevén para el día 1 de enero de 2015. El trabajo de los brigadistas forestales se realiza durante todo el año y su objetivo es luchar contra los incendios forestales utilizando diferentes mecanismos de prevención.

Las labores que realizan engloban desde la limpieza de montes, silvicultura preventiva, apertura de cortafuegos y fajas auxiliares de pista. Una de las actividades más importantes que realizan los brigadistas es la vigilancia del monte, sobre todo los días con mayor riesgo de incendio, lo que permite detectar cualquier incendio en su primera fase y así poder efectuar una rápida actuación. Otra de las labores fundamentales es la limpieza de barrancos. Este trabajo es un mecanismo de prevención no sólo para incendios sino también para inundaciones que pueden producirse en épocas de gota fría.

Este año Imelsa cuenta con un prepuesto que asciende a los 14.7 millones