El Gobierno de la Diputación de Valencia invertirá 8.1 millones de euros a través del Plan de Inversiones Sostenibles para generar empleo.

El objetivo será impulsar 283 empleos en la comarca de la Ribera Alta entre la creación de nuevos puestos de trabajo y la conservación de empleos ya existentes.

Según el Presidente de la nueva Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, con el Plan de Inversiones Sostenibles se crearán más de 2.500 nuevos empleos en los próximos meses que beneficiarán a todas las comarcas de la provincia de Valencia.

Este Plan tiene un presupuesto global de alrededor de 71.5 millones de euros. El presidente de la Diputación subraya que este Plan beneficiará directamente a las personas y no a los bancos.

También remarca que una de las finalidades de esta iniciativa es dar autonomía a los ayuntamientos para que estos puedan decidir los proyectos que va a realizar.

De modo que los ayuntamientos podrán definir sus propios proyectos aunque estos tendrán que estar relacionados con el abastecimiento de agua, el transporte, los residuos, las carreteras, la industria, el medio ambiente y la investigación, entre otros ámbitos.

La forma en la que se distribuirá la inversión corresponderá a criterios de población. Traducido a cifras supone una inversión de casi 36 euros por habitante para un total de 2.548.898 vecinos. Es decir, 35 puestos de trabajo, ya sean para su creación o mantenimiento, por cada medio millón de euros invertidos en un municipio.

Otra de las novedades más importantes es que habrá una inversión mínima de 50.000 euros para cada uno de los 118 municipios de menos de 1.500 habitantes de la provincia y 5.000.000 euros para las pedanías.

Con esta distribución se pretende no perjudicar a los municipios con menor número de habitantes y que puedan promocionar el empleo con los proyectos que se consideren más adecuados a sus necesisades.