Se trataría de una nueva zona de comercio que se situaría en Benidorm y vendría a ampliar su, ya de por sí, amplia oferta comercial. Es una plan que traería a la zona un incremento de posibilidades comerciales y de empleo, ya que la misma experiencia y la misma firma que lo construirá, tiene la experiencia de haberlo hecho en Barcelona, en la conocida como La Maquinista, zona de compras, o en Parque Sur de Madrid.

La empresa que llevaría a cabo estas obras es, como hemos dicho, una empresa con experiencia en la construcción de este tipo de estructuras, y se trata de Unibail-Rodamco. Para que la empresa, de origen francés, pueda establecer esta zona como el origen del nuevo parque comercial, se está tratando con el Ayuntamiento de Benidorm, a fin de que la zona pueda ser urbanizable, y de que la construcción sea viable y cuente con todos los permisos necesarios.

La empresa, como hemos señalado con anterioridad, es de origen francés, y se trata de una macroestructura empresarial que construye y promociona grandes espacios comerciales. Así, tendrá la oportunidad de realizar en Benidorm también un amplio proyecto. La superficie en la que se ubicaría este centro comercial, es la que corresponde con la variante de la N-323, situada en las cercanías del cementerio. En esta zona se ha propuesto también, junto con esta iniciativa, la construcción de otro parque industrial. Los cálculos establecen que este proyecto estaría en condiciones de abrir sus puertas en los meses finales del año 2018.

Las previsiones de la empresa son bastante optimistas en cuanto a la cantidad de puestos de trabajo que pueden generar. Así, se ha calculado que hasta 2.000 desempleados podrían encontrar trabajo en la propia estructura comercial, y que en la misma construcción, otros 1.800 trabajadores podrían beneficiarse de trabajar en la construcción del mismo espacio, según los cálculos que ha hecho, en este caso, el Ayuntamiento de Benidorm.

Esta construcción no se ha gestado de forma inmediata, sino que las negociaciones entre la Casa Consistorial de Benidorm, y la empresa Unibail-Rodamco, llevaban activas desde hace ya algunos años. Tanto es así, que las negociaciones finales todavía están gestándose, de hecho, en el próximo pleno del Ayuntamiento se llevará el convenio por el que la empresa francesa tendrá que construir una rotonda valorada en unos tres millones de euros, estructura que permitiría la entrada al centro comercial y que tendría una utilidad básica en la accesibilidad.

Según fuentes del Consistorio, el proyecto, una vez que pase ese escollo de la rotonda, pasaría del papel a la tierra, y se comenzarían los trámites para iniciar las obras de construcción de nuevo centro comercial.