Estas becas están dentro del marco de actuaciones que la entidad bancaria quiere ofrecer para reactivar el mercado laboral juvenil. Además de favorecer el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, ya que la finalidad de estas becas es que los jóvenes estudiantes puedan desarrollar la labor de las becas en una Pyme.

El programa está destinado a jóvenes universitarios, y sigue el sendero ya marcado por la entidad el año pasado, ya que al igual que sucediera en la campaña anterior, estas becas para fomentar el empleo y la relación con las Pymes, estarán remuneradas, una gran manera de apoyar el tejido laboral y empresarial.

Las becas tendrán vigencia durante el año 2016, y la duración de las mismas oscilará entre tres y seis meses. Esta variable tendrá que ver con algunos aspectos como la procedencia de la universidad. La cifra con la que estos estudiantes serán remunerados será de 1.800 euros.

Se ha fijado además una fecha límite de inscripción que tendrá dos variantes, una para empresas que quieran beneficiarse de estas ayudas a su empresa a través de un trabajador joven y motivado, y por otro lado para los propios universitarios que quieran beneficiarse de la beca propiamente dicha. Para ambos casos la fecha límite será el 31 de enero de 2016.

Una vez solicitada la beca, los estudiantes tendrán que pasar por sus propios centros universitarios, en concreto por los centros de orientación, ya que serán ellos los que gestionen el destino según los méritos aportados, los idiomas que certifiquen, etc.  A partir de ese momento la empresa también podrá optar a seleccionar al candidato a través de una entrevista personal.

Cabe destacar que esta es la quinta vez que la entidad bancaria Santander realiza este trabajo de mecenazgo y de apoyo a los estudiantes y a las Pymes. En este programa “Becas Santander de Prácticas en Pymes” el banco santanderino ha invertido ya 40 millones de euros. Las cifras arrojadas hasta el momento son también bastante grosas como para obviarlas, ya que han sido 22.500 estudiantes los que se han podido beneficiarse de esta iniciativa.

Hay un dato relevante que apoya la idea de que las entidades deben y pueden ayudar a salir de la crisis, y a fomentar el aumento del trabajo, y es que  el año pasado más de un 44% de los becarios prolongaron su estancia en la empresa, bien ampliando la beca a cargo de la Pyme, bien incorporando al estudiante a la plantilla.

Además, como se ha señalado desde Santander, se trata de que también los propios estudiantes puedan acercarse al entorno del trabajo y poder así terminar sus estudios con una muy buena certeza de lo que significa el mundo laboral. Se trata pues de un programa de becas que otorga una gran relevancia a las relaciones con el empleado joven y de futuro.

Para la inscripción se puede visitar este enlace: web