La Comisión de Presupuestos de la Eurocámara ha aprobado una ayuda de 840.000 euros procedentes del Fondo Social Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) para la inserción laboral de 300 trabajadores del sector de la construcción que hayan sido despedidos en la Comunidad Valenciana.

Los fondos, solicitados por las autoridades españolas, aún tienen que recibir el visto bueno de la Eurocámara y del Gobierno de los Veintiocho.

Cerca de 140 pequeñas y medianas empresas en la Comunidad Valenciana afrontan dificultades debido al descenso de la producción de  materiales no metálicos, como puede ser, la fibra de video o los aislantes. Esta tendencia de la producción se está observando en toda Europa, aunque en España el descenso es más pronunciado.

La producción de materiales de construcción se ha visto perjudicada por el impacto de la crisis económica en los proyectos de construcción y por la competencia ejercida por los materiales construidos en otras partes del mundo, según argumentó el comisario europeo, László Andor.

Estas ayudas tienen como finalidad recolocar a 300 extrabajadores del sector de la construcción que se encuentran con dificultades para encontrar un nuevo trabajo, ofreciéndoles asesoramiento, evaluación de las capacidades y recolocación, un subsidio para la búsqueda de empleo y una contribución a los gastos de desplazamiento.

El coste total de este paquete de ayudas será de 1.680.000 euros, de los que 840.000 serán abonados por el presupuesto europeo, mientras que las autoridades españolas aportarán la mitad.