La inversión la hará el Gobierno Valenciano, que pretende favorecer la contratación de personas desempleadas mayores de 30 años. Este plan “Avalem Experiència” espera poder beneficiar a unas 190.600 personas que están en situación de desempleo.

Estas cifras las ha dado  a conocer el Presidente de la Comunitat, Ximo Puig, quien acompañado de Mónica Oltra, y del conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, ha presentado esta iniciativa, que ha sido posible gracias a la colaboración de entidades pertenecientes a los agentes sociales.

La iniciativa se ha diseñado teniendo en cuenta la realización de un plan de choque que tendrá que ver con la formación, además de una recualificación profesional que beneficie a esta franja de edad. Estos mayores de 30 años son, seguramente, el colectivo más afectado por la crisis económica. Sin duda, entre las herramientas que son necesarias para apoyar a este colectivo, están el apoyo a la hora de emprender, facilitar la orientación para buscar el deseado trabajo. No obstante, si algo es necesario, son fondos para que las empresas puedan contratar personar de cualquier edad.

Las cifras son claras, el 77,3% de los parados de la Comunitat Valenciana, son personas mayores de 30 años, y el peso del porcentaje se lo llevan los mayores de 45 años. Estas iniciativas van dirigidas sin duda a los colectivos más afectados. Puig ha declarado que en estos momentos, en la Comunitat hay unos 215.000 mayores de 44 años en situación de desempleo. Ha hecho una defensa de la situación declarando que “un país socialmente avanzado es un país en el que nadie se queda al margen y haya oportunidades para todos”. La gestión, según ha indicado, es difícil, hay muchas limitaciones y dificultades económicas, pero hay que exigir a este gobierno la generación de un entorno de honradez, estabilidad y diálogo social.

Para el Presidente, Ximo Puig, esta iniciativa, este plan llamado “Avalem Experiència”, dará su contribución para llegar a un “gran objetivo” que es cumplir con el derecho al trabajo, y para ellos se debe abordar desde el diálogo social y desde la capacidad de entendimiento, ingredientes necesarios y obligatorios para dar los mejores frutos. Este tipo de planes, suponen una gran instrumento, y ha hecho un cálculo a través del cual se arroja la cifra de 50.000 personas con un nuevo empleo, para que este plan sea un gran éxito y que para que el PIB de la región suba hasta 3 puntos.